lunes, 22 de marzo de 2010

Lost. La redención de los mentirosos.

Si hay dos personajes que hayan mentido más y mejor a lo largo de la serie estos han sido Benjamin Linus y Sawyer. Sin duda son mis personajes favoritos, añadiendo por supuesto también a John Locke por mil razones irrefutables que ahora mismo no vienen al caso. Los dos últimos episodios de estos tipos tan manipuladores y carismáticos han sido valorados por la mayoría de los internautas de una manera que como poco describiría de radicalmente opuesta. Mientras “Dr.Linus” se ha disfrutado como uno de los mejores de la temporada, “Recon” ha dejado sensaciones bastante tibias, incluso muchas negativas, dejando claro al parecer que sus historias no han estado a la misma altura de las circunstancias de sus respectivos personajes. Sin embargo a mí personalmente tanto uno como otro me parecen dos estupendos capítulos (no excepcionales) que siguen arrastrando el mismo defecto que la mayoría del resto de sus compañeros de temporada. Muchas de sus tramas me resultan demasiado lejanas e inconexas con respecto a las entrañas de lo que siempre ha sido la serie, que no es otra cosa que unos personajes perdidos en una isla misteriosa intentando encontrarse a sí mismos. Y es que quizá ahora que están logrando por fin llegar al interior de sus propias historias personales (de una manera que todavía solo intuimos), el resultado final hasta el momento es demasiado amable para con unos personajes que siempre han estado tan llenos de tristeza y rencor. Sigamos profundizando un poco más en esto……

Cada temporada de Lost ha sido como quitarle una capa más a la historia general de la serie, y ahora que nos encontramos en el corazón de su mitología creo que se le está dando demasiadas vueltas a un tema en el que ya deberíamos estar inmersos de lleno. Hasta que no me desvelen el final y todo cobre un nuevo sentido, sigo pensando que el verdadero y perfecto cierre del relato debería haber sido el descubrir que todo ha sido digamos “un juego de dioses”. Este descubrimiento rematado con un gran final de personajes me hubiese parecido lo más lógico para dar cierre a la historia que hasta ahora conocemos. De momento toda esta temporada me está pareciendo un fantástico/entretenido epílogo, pero igualmente irregular y posiblemente innecesario, mientras no se demuestre lo contrario con un inesperado giro de los acontecimientos venideros. Para mí ya no se trata de dar respuesta o no a una serie de preguntas abandonadas a su suerte a lo largo de los años (eso sinceramente me la trae bastante al pairo), sino de cerrar con coherencia y solidez una estructura argumental de seis temporadas, que hasta ahora y desde nuestra parcial y posiblemente equívoca mirada parece algo dispersa, con unas realidades paralelas muy entretenidas pero que igualmente están poco integradas dentro de esa mitología que ha sido siempre el eje de la serie.

Un claro ejemplo de esto que estoy diciendo son las tramas de estos dos últimos episodios emitidos hasta la fecha de hoy. "Dr. Linus" es indudablemente un estupendo episodio por varias y buenas razones. Para empezar está protagonizado por uno de los más fascinantes personajes de la historia de la televisión y eso creo que ya es suficiente mérito como para considerarlo relevante. Su realidad alternativa nos presenta a un tipo muy diferente de lo que es, o mejor dicho ha sido, en la isla. Para empezar sus ambiciones para alcanzar la dirección de la escuela no son puramente egoístas sino que tienen una finalidad mucho más altruista y de caracter colaborador. Otro rasgo fundamental y que lo distingue completamente de su yo isleño es una inseguridad desconocida que le hace dudar en el momento preciso de la trama en el que podría haber utilizado de una manera más contundente esa arma arrojadiza que eran los mensajes obscenos entre el director y su amante. La redención final llegará al no utilizar esta carta, sacrificándose a sí mismo en favor de su alumna favorita en un final bastante emotivo, pero con el que no termino de conectar del todo. A pesar de que todo ese proceso de purgación de sus malas acciones esté perfectamente desarrollado a lo largo de sus muchos otros capítulos, no puedo evitar decepcionarme ante un Benjamin Linus excesivamente bondadoso. En la isla buenos diálogos y situaciones coherentes con la historia que nos estaban contando en su otro espejo argumental.

En cuanto a "Recon", es otro buen capítulo transitorio donde lo más interesante quizá ocurra en la línea temporal alternativa. En esta realidad paralela Sawyer es agente de policía y lo mejor de todo es que no me canta en absoluto. Su explicación al respecto me parece sumamente acertada y satisfactoria: “Llegó un momento en mi vida en que tuve que elegir entre ser un delincuente o un agente de la ley” sencillo pero muy coherente con la propia naturaleza del personaje y por ende de la serie. En este caso no hayamos una redención clara para él, ya que Sawyer todavía arrastra algunos monstruos del pasado que ha de finiquitar. La venganza por la muerte de sus padres será el punto de inflexión para su propia existencia, por la que suponemos tendrá que decantarse en algún momento de los próximos episodios. En la isla un Locke-Humo negro le canta las cuarenta (y una buen hostia) a una Claire completamente trastornada y de claras inclinaciones asesinas hacia Kate. Sawyer por su parte hace lo que tan bién sabe hacer, mentir y volver a mentir, pero esta vez con la intención de aprovecharse de una inminente guerra entre dos fuertes oponentes como son un falso y despiadado Locke y un Charles Widmore recientemente aparecido y armado hasta las cejas. Estos todavía esconden demasiados secretos en su interior como para averiguar quién de los dos será el vencedor de semejante conflicto. Lo único que pido a estas alturas es que pierda quien pierda la serie termine ganando la batalla de la sabiduría argumental. O lo que es lo mismo, que esto arranque de una vez por todas para que volvamos a enamorarnos de una historia que no acaba de emocionarnos como solía hacerlo.

Lo Mejor: Asistir a esa tristeza infinita y muy humana (¿por primera vez?) de Ben en la playa, mientras vemos ese cálido y esperadísimo rencuentro entre unos viejos amigos que se echaban de menos. Jack frente a Richard en The Black Rock jugándose toda su fe (y su vida) a que Jacob tiene un plan B para ellos.

Lo Peor: Siempre es agradable ver a Charlotte y más si va ligerita de ropa, pero creo que esta vez está metida con calzador. Para ese reencuentro me pegaba más la madre del hijo de Sawyer, quizá más coherente. La aparición de Kate al final corriendo por el callejón, demasiado efectista y forzada.

7 comentarios:

  1. A mi las tramas del flashsideways me siguen pareciendo efectistas y colocadas en calzador, me dan pocos momentos de verdadera emoción, que es para lo que están hechas, pero las de estos dos personajes son quizás las que más me han gustado, han sufrido grandes pérdidas, y han jugado con los demás, ahora ambos juegan en la zona gris, borrón y cuenta nueva, ahora qué.

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo en muchas cosas sobre esta sexta temporada. A mí de momento me estaba entreteniendo, aunque no maravillando, pero ha sido llegar al último y un extraño aire de desilusión ha empezado a planear sobre mí. Espero que no dure al menos y es que yo también espero un final coherente con la serie. ¿Es mucho pedir? No lo creo.
    Saludicos.

    ResponderEliminar
  3. Satrian: Creo o más bien espero que entenderemos todos estos Flashes como parte de un todo mayor. Me gustan, pero ¡coño! ¿Por qué no podemos disfrutarlos más sabiendo si tienen un alcance mayor en la historia?

    Lipooh: Fijate lo que son las expectativas que pensaba que este último episodio iba a ser horroroso y yo salí encantado. Eso si espero que a partir de aquí la cosa se vuelva frenética y fascinante que es lo que ya se echa de menos.

    ResponderEliminar
  4. Coincido plenamente contigo en que ahora no se trata tanto de dar respuestas (que se dan) como de ser coherentes.
    Los flashsideways han tenido (por fin) mucho sentido en estos dos últimos capitulos y han servido de reflejo de lo que está pasando en la isla.
    Lost sigue fiel a su estilo irregular tanto de tramas como de personajes e interpretaciónes (eso sí, reconozco que al más puro estilo serie B, por eso nos gusta tanto) y, al menos a mí, me sigue fascinando y entreteniedo como siempre.

    ResponderEliminar
  5. Estar en las nubes: Creo que todos estos capítulos se verán mejor con perspectiva y sin la presión de tener que ser arrebatadores desde ya. Espero que acaben siendo parte necesaria de un crescendo en intensidad y calidad narrativa. Y sobretodo estoy deseando ver ese 6x09 tan esperado.

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Estuve visitando tu blog y está excelente, permíteme felicitarte.
    Sería un gusto poner un link de tu blog en mi directorio y estoy segura que para mis visitas será de mucho interés.
    Si deseas no dudes en escribirme. Mi correo es lizette.quinones@hotmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Lizette Quiñones

    ResponderEliminar
  7. Lizette: Me alegro que te haya gustado el blog. Pásate por aquí cuando quieras y gracias por lo del Link, siempre viene bien que te conozcan en más sitios.

    Un saludo.

    ResponderEliminar