martes, 19 de abril de 2011

Lo que Caprica pudo haber sido y nunca llegó a ser.

Tras una sola temporada de 17 episodios SyFy decidió cancelar Caprica por sus bajas audiencias. El problema estuvo en que no pudo, o no supo explotar mejor el universo Battlestar Galactica y los fans de la serie original, decepcionados, le dieron la espalda. El resto de espectadores, ya sea los que se acercaron atraídos por un nuevo proyecto de ciencia ficción más o menos atractivo, los que se pusieron con ella por curiosidad, o símplemente lo que se toparon con la serie por pura coincidencia, tampoco es que se quedaran mucho más tiempo a su lado. En mi caso ni por unas razones ni por otras. O lo que es lo mismo, aunque Galactica me gustó mucho al principio, después fui perdiendo interés en ella a medida que avanzó la tercera temporada, y al final acabé sintiendo un amor-odio por la serie que me dejó al mismo tiempo con una extraña sensación de amargura y satisfacción en el paladar. Como podéis imaginaros, en estas circunstancias es obvio que para mi Caprica no fue en un principio un proyecto que me apasionase en extremo, pero sí un nuevo comienzo de lo más interesante que prometía nuevas y sugerentes perspectivas en lo que a su serie original se refiere. Por desgracia, (ya sea por los mandamases de la cadena o por los creadores de la serie), al final se ha quedado a medio camino de todo y de nada. Veamos el por qué en lo que creo han sido sus dos puntos esenciales...

"La relación entre las familias Adama y Graystone,
va y viene según sopla el viento"

Por un ritmo y un tono un tanto desacertados.

Acepto que esta nueva visión del universo de Battletar Galactica quisiera ser más reflexiva y profunda que la original, y que se esforzara más en explorar el sentimiento religioso contra las nuevas tecnologías, y especialmente los personajes y sus dicotomías contra sus deseos y contradicciones, pero creo que tardó demasiado en acertar con el ritmo y el tono adecuado. Durante varios capítulos de la primera tanda y luego (tropezando en la misma piedra una vez más) de la segunda, los personajes parecieron estancados, ensimismados en sus propias desgracias personales dejando a un lado, una y otra vez, el gran potencial que tenían muchas de las mejores tramas de la serie. Una vez que se dio cuenta de eso y se puso las pilas, Caprica por fin despegó (por dos veces, una en cada recta final de cada una de sus dos diferentes tandas), demostrando que lo que realmente funcionaba era un mejor equilibrio entre acción y reflexión, que por otro lado fueron los dos pilares fundamentales en los que se sostuvo siempre la serie madre.


"Todo el universo holobanda (aunque no esté
muy desarrollado) sí resulta muy original"

Por la constante presión de la guadaña de la cancelación.

Empiezo a creer a pies juntillas que hay una ley no escrita que dice que como fallen los tres siguientes episodios tras el piloto (sea éste brillante o no) la serie se va al garete por la fuga masiva de telespectadores sin paciencia. Creo que Caprica cumple perfectamente con esta ley, ya que esos episodios que nombro son realmente aburridos y tediosos, donde parece que las tramas no quieran ir a ningún sitio en concreto. De ahí en adelante la cadena puso a la serie en la picota y parece claro que sus responsables lo sabían y empezaron a cambiar desesperadamente cosas aquí y allí (dando palos de ciego) y llevando a los personajes y a las diferentes historias de un sitio para otro en busca de un nuevo impulso de audiencia que por desgracia nunca se produjo. Este desajuste de tramas se hizo mucho más evidente en la segunda tanda de episodios, donde muchos de sus personajes e historias cambiaron totalmente de motivaciones como por arte de magia, y muchos otros hasta desaparecieron por completo. Como resultado final la serie careció de una buena columna vertebral que la sostuviera, acabando siendo excesivamente dispersa e irremediablemente deslavazada e inconexa. Una pena.

Aun con todas estas adversidades, Caprica nos ha dejado con multitud de cosas de lo más interesantes. Por un lado su estética, puesta en escena, y banda sonora siempre estuvo muy cuidada haciendo de la serie un producto muy atractivo tanto para la vista como para el oído. Entre todo ese mejunje de tramas que van y vienen, se pierden y se vuelven a encontrar, hay muchas ideas lanzadas al aire muy originales (incluso fascinantes) que sí supieron dar en el blanco. Y también cabe destacar que como precuela de Battlestar Galactica funciona bastante bien si lo que se quiere únicamente es descubrir los acontecimientos que dieron origen al germen de los enfrentamientos entre los humanos y los Cylon (el maravilloso epílogo final enlaza perfecta y majestuosamente con lo ya conocido).

Por todo ello concluyo diciendo que, si se es fan del universo Galactica, y se tiene la suficiente curiosidad y paciencia como para embarcarse en un proyecto de lo más irregular, aconsejo firmemente su visionado. Para todos los demás, les sugiero que no pierdan demasiado el tiempo con esta serie. Hay naves y universos mucho mejores por conocer en la inmensidad de la galaxia televisiva.

9 comentarios:

  1. A mí me gustó tanto BSG como Cáprica, y creo que por la misma razón los temas que trató y la forma de tratarlos me llegó enseguida, quedé fascinado por sus universos, y fui uno de los decepcionados cuando Caprica fue cancelada porque veía mucho potencial en ella.

    ResponderEliminar
  2. Siendo un fan de Galactica me decepciono mucho Caprica. Estoy totalmente de acuerdo con el análisis que has hecho, es conciso y directo y pone en evidencia las carencias de esta serie. Eclipsó su potencial en una marea excesiva de intelectualidad, y perdió el interés del publico, el mío y por lo que se de algún que otro Cylon, que se paso a Stargate. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Satrian: Quizá me haya salido un post excesivamente pesimista decepcionado por el gran potencial que tenía y no supo explotar. Me quedo con los dos finales de las dos tandas de episodios que fueron geniales.

    Agustín: Le faltó más aventura y menos existencialismo. De todos modos los Cylon que se pasaron a Stargate tampoco es que ayudaran mucho en las audiencias tal y como ha acabado la serie.

    ResponderEliminar
  4. a mi crapica me gustó, que conste, y la recta final estuvo muy bien, lo que pasa es que no se supo encontrar el tono de la serie a tiempo, Galactica era trepidante y claustrofobica, Caprica era una soap tecnológica, y quizá eso los seguidores de la serie madre no era lo que estaban buscando.

    ResponderEliminar
  5. Seriéfilo: Creo que al principio no sabía muy bien que contar y dio varias vueltas sobre sí misma hasta que se centro en la trama de Zoe y su padre. Luego vuelta a lo mismo, y gran final como consecuencia de que ya tenía que llegar a un sitio concreto.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  6. A mi (que me encanta BSG) me gustó Caprica desde el principio, pero en cierto modo también creo, un poco como tú, que tras un gran inicio decayó un poquito para remontar, volver a caer otro poquito y acabar realmente bien. Como precuela de BSG, pero vista tras su serie madre, el recorrido y el final de la serie me dejaron con ganas de mucho más, y me fastidió muy mucho el saber de su cancelación, antes de ver/emitirse los últimos capítulos. Al menos se puedo labrar un final realmente bueno que "enlaza" con la gran BattleStar Galactica.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Lo mejor la manera que tiene de enlazar con su serie madre y las grandes ideas que dejó en el aire. A pesar de unos cuantos capítulos que me aburrieron mucho no me arrepiento de habérmela tragado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Hasta el momento solo eh visto hasta el capítulo 4, Al comienzo de la serie cualquiera que haya visto Battlestar Galactica obviamente se daría cuenta de que es una presecuela y que por lo tanto, lógicamente, la trama se debe desarrollar en el planeta (Caprica) lo que provoca que se descarten los recursos más preciados, recursos que utilizan las mejores series de ciencia ficción, todo friki real seguro concuerde conmigo en que falta algo, llamo como referencia a (Star Trek/Stargate/Battlestar Galactica/Firefly) NAVES, ESPACIO, CONFLICTOS O LOGROS, INNOVACIÖN EN TECNOLOGÏA DE PROPULSIÓN, y similares; en fin en Caprica pasa algo bueno, explican con detalle el nacimiento de los Cylon y a pesar de una trama que engloba problemas humanos (como en battlestar galactica y personajes apropiados) lo más importante, lo que mas resalta es el origen de la conciencia Cylon, su perfil psicológico, la religión Cylon, sus motivaciones, la traición a los humanos ¿como? (¿por nuestra culpa?, ¿por como somos?). Partieron del terrorismo y el extremismo propio de los Cylon en Battlestar Galactica, ¿se relaciona con el mundo real? hablando del terrorismo.

    ResponderEliminar
  9. En BSG habia buenos y malos , y los Cylons que por sentir, amar, perdonar se situan alado de los buenos.
    los Cylons aceptan cometer errores, el genocidio el primero , la persecucion y acoso el segundo.
    los Malos , son muy claros y esa division bien clara en BSG.
    Pero en Caprica , no esta. y eso hace que no sabes con quien posicionarte ...
    CAPRICA tiene una gran posibilidad , pena de que no hayan echo la segunda temporada , hasta el gran ataque y extinción con una verdadera apoteosis ,
    que enlace con los piloto de BSG
    O
    No saben como se hace? no han visto STAR WARS.
    Enlazan genial una precuela con la primera trilogia.

    Los guionistas fumardores y bebedores de SyFy
    no tienen ni idea de como separar los buenos de los malos
    y
    Ojo, a ver como unen en series como Dominion a todo los angeles buenos y los arcangeles hermanados otra vez, contra el gran malo
    Lucifer.. ..
    a ver si se lucen, en la tercera de Dominion.

    ResponderEliminar