viernes, 30 de septiembre de 2011

The Shield. Esa gran obra maestra en la sombra.

Empecemos por lo peor de la serie. Siempre he odiado esa horrible cabecera con esa desagradable canción chillona. ¡Ala! ya lo he dicho. Una vez quitado ese peso de encima todo lo que tengo que decir a continuación son sensaciones, posibles elogios encubiertos o no, y alabanzas veladas o intrascendentes hacia una de las mejores series de televisión que han pasado por nuestras pantallas y ojos. Vayamos con ello.

Ponerme con The Shield fue una de esas decisiones que uno toma casi por obligación seriéfila (es una de las obras cumbres de la pequeña pantalla, y siempre está en lo más alto, en la oscuridad, de cualquier lista seriéfila que se precie), así cualquiera dice que no. Hasta aquí lo más complicado. Una vez te has remangado los prejuicios, te has protegido las retinas contra imágenes y sensaciones indeseadas, y estás dispuesto a mancharte hasta las entrañas, lo demás será muy fácil. Ponte su impactante piloto, prepara y relaja tu deseo de salir huyendo de lo que será un viaje movidito, y déjate arrastrar por una serie de personajes que seguro te llevarán al lado más oscuro del alma humana. Si ya has entrado, y estás dispuesto a continuar hasta el final, ya está todo hecho. Con un poco de suerte The Shield ya estará en tus venas recorriendo tu cuerpo hacia los lugares más adictivos de tu organismo…

"Un gran elenco de actores
a la altura de los personajes que interpretan"
Si el piloto atrapa como una tela de araña (es fácil sentirse muchas veces como una mosca a punto de ser devorada), la primera temporada al completo, aunque sólo sea una buena escusa para presentar a los personajes y sus motivaciones, ya devora nuestras ansias de más, como quien despedaza un exquisito manjar a mordiscos y bocados. Todavía no estamos ante una serie de gran calado emocional, pero sin duda ahí están las bases de lo que será uno de los relatos mejor medidos y estructurados que jamás se hayan hecho para un medio televisivo (The Wire le sigue a la zaga). Quien quiera más detalles de su primer zarpazo aquí los encontrará. Sigamos.

La segunda y tercera temporadas ya son palabras mayores (aquí para más detalles sobre la segunda). Las tramas autoconclusivas y las de más recorrido se cruzan sin parar a un ritmo tan vertiginoso, y a la vez tan milimétrico, que muchas veces pareciera que fueran a explotar en mil pedazos si llegaran a rozarse siquiera. Creo que no ha habido ni habrá una serie que mejor haya sabido intercalar ambos conceptos (The Good Wife está cerca), sin caer de lleno en un caos narrativo, o volver loco de remate y de aburrimiento al espectador en tal empeño. Las historias y los personajes salen, entran, desaparecen o se retuercen de tal manera, que uno no sabe nunca si a la vuelta de la esquina de cualquier capítulo se encontrará con una sonrisa en la cara de un personaje por el trabajo bien hecho, o con un disparo en la nuca de cualquiera de sus protagonistas. Así es The Shield, frenética, hiperrealista, imprevisible, a veces mareante, siempre adictiva. Los dos finales de estas dos grandes temporadas lo demuestran. Sólo tienen que llegar a ellos y vivirlos si se atreven.

"La dualidad moral de The Sheld
es como un cuchillo muy afilado"
La cuarta es una pausa en el camino, un paréntesis en la columna vertebral de la historia, un merecido y forzoso borrón y cuenta nueva, un retroceder unos cuantos pasos para luego coger carrerilla y saltar al vacío, una Glenn Close titánica e inconmensurable, a fin de cuentas el inquietante silencio antes de la tormenta. Dicen que la más “floja” de sus siete temporadas, yo digo que la más reflexiva y critica, y sin duda la más paciente y necesaria para dar contenido y sentido a todo lo que vendrá después. Indispensable.

Y con la quinta (mi favorita) se armó la gorda. Es la temporada de la muerte, la vida y la resurrección de los personajes principales y sus historias. La temporada de la chispa que hará estallar por los aires las entrañas del relato. La de Forrest Whitaker que quiere atrapar a los malos y es siempre visto y sentido por el espectador como el enemigo. El principio del fin para sus protagonistas y tramas. La que llevará a The Shield hasta sus cotas más altas. ¡Vamos! Que a fin de cuentas una de las mejores temporadas de la historia de la televisión. Sin duda palabras seriéfilas mayores.

"La recta final es un callejón ¿sin salida?"
Y la sexta y séptima van de la mano hacia el precipicio. Nunca se ha contado el final de una gran historia con ese poder de arrastre hacia su epicentro. Pura energía centrífuga que nos empuja a no parar de ver episodio tras episodio en busca de un sentido que darle a su todo. Todos los personajes se precipitan hacia su inevitable conclusión y es imposible pensar que ésta no será otra que la amargura de enfrentarse a uno mismo y a su pasado. The Shield muere a lo grande con uno de los mejores cierres de serie que se han escrito jamás. Espectacular, intenso, sorprendentemente coherente, rotundo. A estas alturas ya sólo queda volver al principio y darle de nuevo al Play.

Me he propuesto realizar este ejercicio de escritura emocional, paja mental, o lo que sea, sin nombrar ni una sola vez a su protagonista, Vic Mackey. ¡Ups! Se me ha escapado. Bueno tal vez éste no sería un buen artículo si ese gran personaje no hiciera acto de presencia. Dejémoslo así, no vaya a enfadarse y la liemos.

20 comentarios:

  1. Posiblemente estamos ante la mejor serie de televisión, por su duración equilibrio y calidad. Es difícil encontrar un producto con nu nivel tan alto de adrenalina, con unos personajes y tramas que te golpean en el estomago y te dejan sin aliento. Por Vic ese pedazo de protagonista y ese final donde no puede olvidar su naturaleza y salir a cazar al oír las sirenas, como me emociono el ultimo episodio. The Shield tendría que ser asignatura obligatoria en todos los colegios. Me he quedado a gusto. Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sentido y bonito homenaje, la serie lo merece. Afortunadamente para mi todavia no la he completado, estoy ahora mismo con la 5T y estoy disfrutando como un niño el Chiklis vs Whitaker.

    Saludos buen blog

    ResponderEliminar
  3. Yo voy por el ecuador de la tercera temporada, me encantaron las dos anteriores, pero esta tercera temporada es la que menos me está convenciendo.

    De todas formas nos es nada alarmante con The Wire(la eterna comparación) me pasó algo parecido en la misma temporada y es mi serie favorita.
    Vic Mackey es uno de los grandes personajes de la historia de la televisión a mi entender, a la altura de Tony Soprano,Gaius Baltar o Walter Withe por nombrar algunos.

    Por cierto completamente de acuerdo con lo de la cabecera, no entiendo como una serie de esa calidad pudo tener en sus 7 temporada esa aberración de cabecera...

    ResponderEliminar
  4. Agustín: El final es uno de los mejores que he visto. Algunos dicen que el mejor. A mí personalmente me llegó más el de A dos metros bajo tierra, y soy de los que se quedaron prendados de el de los Soprano. Igualmente un finalazo a la altura de la serie.

    olhadolh: A partir de dónde vas la serie da lo mejor de sí misma. Ya es un no parar. Disfruta.

    Carry Moody: Como dices Vic es de los mejores personajes que a parido la televisión. Yo quitaría a Gaius Baltar que hacia el final de la tercera se les empezó a ir de las manos a los guionistas.

    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  5. Yo devoré la primera temporada. Ahora estoy esperando a poder comprarme la segunda (esta maldita crisis) para zambullirne de lleno en ella. Fue un gran descubrimiento, me sorprendió mucho la calidad de la serie, los personajes, los diálogos, la estética, esa luminosidad ... eso si, es para degustar con calma

    ResponderEliminar
  6. Rebeca Sanchez: Pues agárrate los machos que vienen curvas. Lo de degustarla con calma se te acaba a partir de la cuarta. Trepidante es poco.

    ResponderEliminar
  7. Yo he visto la serie completa desde comienzos del año hasta ya entrado el Verano (Junio o así si no recuerdo mal).
    Si bien tras la primera temporada (que ya me gustó bastante, y terminé bastantw rápido) llegue a pensar que tanta grandeza de la que había leído estaban ahí, pero creí que no llegaría a escalar a uno de los puestos más altos de mi lista de favoritas; cuan equivocado estaba. Así como iba avanzando con la serie, cada vez iba teniendo más y más ganas de ver un poquito más cuando me ponía a ver algún capítulo.

    Yo no sabría que posición le daría de entre mis favoritas, solo se que tengo 2 series que estarían en lo más alto de mi ranking: LOST y The Wire (la 1ª porque es la que me introdujo bestialmente en este maravilloso mundo de la devoción por las series, y porque nunca he sentido con otra ese hormigueo en el estomago al ponerme a ver algún capítulo, aún habiéndolo visto más de 1 vez. Y la 2ª porque a parte de haberme gustado una barbaridad (pese a su ritmo lento yo ya estaba totalmente enganchado con la escena entre Kima y Bubbles del final del capítulo en el que él accede a ayudarla) creo que si me pongo a intentar analizarla lo más objetivamente que pueda es la que más calidad en todos los sentidos le veo. Así que apartando estas 2, y entre un grupo grande en el que están Breaking Bad, SFU, The Shield, Dexter, BSG, Friends y alguna que me esté dejando (eso contando que hay algunas de las consideradas grandes que no he visto, aún XD), no sabría como enumerarlas.

    Grandísima serie, recomendación obligatoria para alguien a quien le quieras recomendar una gran serie, trepidante, de calidad, y que engancha como pocas. Perdona el tochazo de comentario.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Oskar108: En mi está en el club de las cinco junto con The Wire, Perdidos, A dos metros bajo tierra, y Los Soprano. Ésta última mi serie favorita de todos los tiempos. Lo que sí me parece es que tiene la mejor última temporada de la historia de la televisión. Las series que están en activo no me atrevo a valorarlas todavía hasta que no se cierren por completo, Nunca se sabe.

    ResponderEliminar
  9. Es buenísima!! Nosotros deboramos temporada tras temporada el año pasado. Para quien haya visto todas las temporadas hay un guiño a la série en el capítulo "El parquimetrero" de American Dad.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, bueno, por suerte cada vez está menos en la sombra. Es curioso, porque en USA sí está mucho mejor considerada y todo el mundo al que le gusta la tele la ha visto.

    Por cierto, fantástico cómo has hablado de toda la serie sin citar a Mackey. Eso habla de que no es solo cosa de un personaje...

    ResponderEliminar
  11. La cabecera es tan estridente como la historia que cuenta, a mi me parece que es muy acertada... estresa tanto como las historias. :D

    ResponderEliminar
  12. Voy por la primera temporada y estoy alucinando, no puedo decir nada mas, no me gustan mucho las series en general pero esto es otra cosa, es auténtica, no sobra ni falta nadie ni nada, The Wire también la vi y es muchísimo mas floja que esta en todos los sentidos.

    ResponderEliminar
  13. Fantastica! La mejor serie (no tipo sitcom) que he visto y con diferencia.
    Con Seinfeld es para mi lo mejor que se ha hecho en television. Cuando te habituas a su estresante y cruda realidad estas perdido porque no puedes salir de ella!
    Gracias al que me la recomendo.

    ResponderEliminar
  14. cheeee estoy intentando verla online, pero no la encuentro! donde puedo verla?

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  16. Soy nuevo con las series,,me puse al día para esta época con Blacklist 2 temporada,pero ya me esta aburriendo soy mas de tipo fantastico historicas Spartaco,Roma, Juego de tronos y todo eso,,,Breaking Bad es de lo mejor que he visto con los Soprano en este genero, pero buscando Blogs para averiguar una serie que me enganche me encontre THE SHIELD y en un solo dia vi la 1 temporada y parte de la segunda....me trae enfermo o como dicen por ahí me volo la peluca

    ResponderEliminar
  17. Hola, yo la empece a ver a comienzo de año!! simplemente me ha formateado la cabeza de todas las series que consumi antes! una obra maestra, tanto que me cree un blog solo para tratar de rendirle homenaje y poder llegar a otros y hacer que la vean.

    ResponderEliminar
  18. Ya casi acabo la 3º temporada. Debo decir que las dos primeras temporadas no lograron engancharme tanto pero hacía un esfuerzo. ¡Con la tercera me está gustando bastante! Y que decir más... me tiene enganchadísima, es diferente a otras series de policías. La recomendaría sin duda.

    Vic me recuerda mucho a Hank de Breaking Bad jajajaja Incluso Dutch (creo que se llama así) me recuerda un poco a Saul también de BB

    ResponderEliminar
  19. Es una serie muy adictiva, he tenido oportunidad de "pegarme" viendo hasta cuatro capítulos uno a continuación de otro. Esos policías si bien es cierto pueden ser percibidos como corruptos y/o abusivos, sin embargo saben imponer respeto entre los delincuentes y saben tener a raya a los más peligrosos, enseñándoles quien manda

    ResponderEliminar
  20. Es una excelente serie y muy atrapante. Cuando un actor logra encarnar personajes con personalidades distintas, puede decirse que es un buen actor, así nos demuestra Walton Goggin con su nuevo personaje como Lee Russell en la serie Vice Principals, aquí se presenta como el Vicepresidente de una secundaria, luchando contra Neal Gamby (interpretado por Danny McBride Director también de la serie) que también busca ocupar el lugar vacío del Director de la escuela. Así Walton Goggin nos aleja del personaje que había tomado en la serie The Shield como Detective o en la película “Los odiosos ocho” y nos adentra a uno en donde los tintes cómicos y dramáticos están presentes.

    ResponderEliminar