jueves, 14 de junio de 2012

Boss en versión mini (serie).



Ahora que se va a estrenar la segunda temporada de Boss es buen momento para hacer un rapidísimo repaso a lo que fue su primera temporada.

¡Qué estupenda miniserie hubiese sido esta primera temporada de Boss! 

Ahí van mis razones:

Porque le sobran capítulos, personajes y tramas.

Porque le falta mordiente, consistencia e intensidad.

Porque no todo se puede basar en un solo personaje, por muy importante y bien interpretado que esté (y vaya si lo está, ¡Inmenso Grammer!).

Porque Boss en versión mini se haría mucho más llevadera en su interminable y disperso tramo inicial...

jueves, 17 de mayo de 2012

Los milagros de Torchwood.


Qué mal le ha sentado a Torchwood americanizarse. A más presupuesto, menos agudeza narrativa. A más episodios, menos intensidad emocional. A más alcance publicitario, menos calado. Pero no nos pasemos de listos y de pesimistas, que entretenida ha sido un rato.

Para empezar no es que Torchwood haya sido siempre la quinta esencia de las series en su género.

La primera temporada se movió entre la vergüenza ajena, la ida de olla con cierta gracia, y la buena ciencia ficción de toda la vida. La segunda subió el envite, y aunque tiene episodios realmente buenos (recuerdo alguno incluso grandioso), tampoco acabó de firmar una temporada redonda que la pusiera en el punto de mira de todo fan de la ciencia ficción.

Ahora bien, con la tercera la clavaron. En este caso viene que ni pintado ese refrán que dice “a la tercera va la vencida”, ¡Y vaya si lo fue! El tercer relato se podría decir que es una miniserie de seis episodios de lo mejor que ha dado la ciencia ficción en la pequeña pantalla en los últimos años. Por ello, y sumando el hecho de que la cadena americana Starz estuviera coproduciendo el nuevo proyecto (con la pasta y la notoriedad que eso supone), hizo que a esta cuarta se la estuviera esperando como agua de Mayo.

Pero no llovió como se esperaba...

lunes, 23 de abril de 2012

Life´s too Short. Descojonémonos del enano.


La vida es demasiado corta como para dejar pasar la ocasión de reírse de todos y de todo, hasta de uno mismo. Esa sería la máxima de un Ricky Gervais y un Stephen Merchant, que parecen empeñados en hacernos pasar muy buenos ratos a costa de personajes patéticos, y grandes personalidades del mundo del cine y la televisión (en forma de desternillantes cameos), que no dudan en colaborar con él, cada vez que éste les propone llevar al límite sus propias idiosincrasias.

Pero centrémonos en Life´s too Short.
jj
Para poder reírse a gusto de un enano sin la más mínima culpabilidad es primordial que éste nos caiga, al menos, un poquito mal. De ahí que Warrick Davis sea un tipo bastante lamentable y despreciable. Pero si el personaje sólo se quedara en una amalgama de clichés y defectos posiblemente nos cansaríamos muy pronto de disparar toda nuestra artillería pesada sobre él...

miércoles, 4 de abril de 2012

Una SERIE de maravillosas circunstancias.


Hace escasos días se ha estrenado la serie más importante de mi vida. La mejor posible. La más esperada. Nada más y nada menos que la llegada de mis dos hijas a este mundo. El gran estreno de mi vida: La paternidad (y por partida doble).

Como toda buena serie, seguro estará llena de diversión, alegrías, multitud de risas y felicidad, y muy posiblemente también de innumerables tensiones, dudas y llantos. Qué se le va a hacer, si lo pensáis bien, de estas cosas están hechas las grandes series. Lo que todavía no sé muy bien es si será una agradable comedia, de esas en que la situación sobrepasa por completo al protagonista, pero que finalmente lo acaba reconfortando y haciéndolo mejor persona, o por el contrario será un drama intenso, lleno de pasión y sorpresas, con altibajos de amor/odio en cada esquina, pero seguro que casi siempre con final feliz. En cualquier caso, de lo que sí puedo dar fe es que será el más apasionante, adictivo, y emocionante en el que jamás me haya embarcado. Sólo espero estar a la altura de un proyecto de tal envergadura.

Como seguro podréis comprender, a partir de esa fecha, el blog estará bastante menos activo que de costumbre. No tengo ni idea de las series que podré ver, seguro que muchas menos de lo habitual (tocará priorizar), y menos aún de los artículos que seré capaz de escribir y publicar (por si acaso me he guardado alguno bajo la manga que posiblemente sean publicados en las próximas semanas). A todos aquellos fieles seguidores del blog, mi más sincera disculpa por adelantado. Espero que una vez sobrepasados esos estresantes episodios de inicio, donde tramas y personajes no suelen estar todavía muy bien perfilados, la calma y el tiempo que me queden me permita compaginar mis dos nuevos amores con las otras pasiones de mi vida, entre las que siempre incluyo el poder ver series, escribir sobre ellas, y poder compartirlas con todos vosotros.

Hasta entonces, que el dios de la tele vele por vosotros.

Hablemos en Serie/ y desde hoy Sr. Watanabe

lunes, 26 de marzo de 2012

Especial pilotos: Touch y sus interconexiones.


Tengo que reconocer que me gustan mucho los pilotos en sí mismos (no sólo como parte de una serie de episodios). Al fin y al cabo ¿no son como cortos largos? Nos cuentan una historia que, si está bien medida, desarrollada, y envuelta, puede llegar a ser tan satisfactoria como el mejor de los relatos cortos, o incluso como la mejor de las películas de larga duración (ahí están los ejemplos de arranques tan geniales como los de Lost, Alias, The Shield, Oz, The Walking Dead, etc., para corroborar lo que digo).

Y de aquí saltamos a Touch.

No, no me he vuelto loco comparando su piloto con los antes citados. No es para tanto ni mucho menos. En realidad lo he sacado a la palestra para corroborar mi teoría de que un piloto puede funcionar perfectamente como una historia independiente que nos haga pasar un buen rato durante el tiempo que dure. Así, sin más. Ahora bien, tal y como está estructurado este episodio piloto en concreto, con los antecedentes de su creador Tim Kring (nada halagüeños), y con una trama tan, aparentemente, episódica y a la vez coral y cerrada ¿funcionará Touch como una buena serie de largo recorrido? Sinceramente, me deja muchas dudas.

Pero volvamos al piloto...

jueves, 22 de marzo de 2012

La guerra en Downton Abbey.


Del drama bien encorsetado al dramón puede haber una línea muy fina. Downton Abbey la ha cruzado varias veces en esta segunda temporada. Del dramón a secas, al dramón con mayúsculas, sólo un pequeño paso más. A Downton Abbey también se le ha ido la mano en este aspecto en alguna que otra ocasión. Pero tampoco exageremos, que no todo ha sido un valle de lágrimas y desaciertos.

Para que os hagáis una idea. Si la primera temporada se parecía más, en cuanto tono, estilo, y ritmo al Gosford Park de Robert Altman (no en vano comparten guionista), lo que más se desprende de esta segunda temporada seria una mezcla entre dos películas tan similares y tan diferentes entre sí, de James Ivory, como las melancólicas y clásicas Lo que queda del día y Regreso a Howards End. Por otra parte tres estupendas películas de época. Pero que si me tengo que quedar con una no me lo pienso ni un segundo, me quedo con la de Altman, que supo mezclar a la perfección modernidad y clasicismo, regalándonos de paso una buena ración de thriller, culebrón de época, lucha de clases, y hasta si supimos estar bien atentos, unas pequeñas gotas de humor casi a lo Monty Pyton.

Pero no nos desviemos de Downton...

domingo, 18 de marzo de 2012

Especial Pilotos: Las diferentes realidades de Awake


Qué reconfortante es ver cómo algunos creadores nos ofrecen ciertos productos arriesgados y originales, aunque tengan todas las papeletas para darse de bruces a las primeras de cambio. Y qué trágica es esa ley que dice que, si quieres innovar un poco en la televisión en abierto, empieza primero por cavar dos tumbas; una para tu serie, y otra para las ilusiones que le acompañan. Así está el patio, y así poco se puede hacer al respecto. Resumiendo: Qué injusto es el dios de la tele con algunos proyectos.

Porque la primera realidad es que Awake nació herida de muerte simplemente por tener una premisa más compleja de lo habitual, original y diferente, en un lugar donde no suelen ser bien acogidos este tipo de productos. Su creador Kyle Killen ya lo sabía de sobra cuando otra de sus criaturas (Lone Star) corrió la peor de las suertes el año pasado, y aun así tuvo la valentía de intentarlo de nuevo con un producto similar. Desde aquí le animamos a que no deje de intentarlo nunca, o mejor, que directamente se vaya a un canal de cable que éstos si suelen estar más por la labor de arriesgar...

miércoles, 14 de marzo de 2012

Dejad que los zombis se acerquen a mí.


Últimamente me siento en la obligación de defender The Walking Dead allá donde vaya. Que si es lenta. Que si no pasa nada. Que si sus personajes son muy simples. Que si no es tan guay como los comics. Que si no hay suficientes zombis por episodio. Que si me aburro.

Por otro lado.

Despido de su mayor artífice (Frank Darabont). Recorte importante en el presupuesto. Y sin embargo record histórico de audiencia en el cable básico.

Y en medio de todo esto…. yo pasándomelo en grande.

¡Que sí! que es cierto que hay personajes que se quedan un tanto desdibujados. Estoy de acuerdo, el ritmo no siempre es el más indicado. Posiblemente a veces le falte desmelenarse un poco, aligerar equipaje, quitarse algo de intensidad de encima. Está bien, aceptemos que podrían darle un poquito más de chispa a algunas tramas ¿Un poco más de movilidad, quizás?

Pero también...

sábado, 10 de marzo de 2012

La vuelta de Luther.


Después de una primera temporada que, claramente, fue de más a menos (empezar con un piloto tan jodidamente bueno puede provocar estas cosas), la segunda se presentaba, cuanto menos, poco prometedora.

¿Y ha sido así? No del todo. Sí y no. A medias. Depende.

Vayamos al grano. Empecemos por las virtudes, que las ha habido, y muchas.

Para empezar, pocas series pueden presumir de tener unos psicokillers tan originales y perturbadores como los que ha creado Luther para su particular y asfixiante universo. Tanto el asesino en serie del primer doble episodio (sí, ese, el de la máscara que da yuyu), como (y sobretodo), el que aterroriza a medio Londres en el segundo (dejémoslo ahí para no entrar en spoilers), son dos de los mejores villanos que han pasado por la pequeña pantalla en los últimos años. Quien hayan visto el arranque del tercer capítulo en la gasolinera seguro que me dará la razón. ¿Acojona, o no?..

martes, 6 de marzo de 2012

Boardwalk Empire se hace grandiosa.


Hay series que nacen con vocación de clásico. Boardwalk Empire es una de ellas.

Ubicada en la cadena de cable más prestigiosa de la televisión actual (HBO). Apadrinada y producida por Martin Scorsese, cuyo piloto acabó dirigiendo (palabras mayores). Y teniendo como máximo responsable artístico a Terrence Winter, uno de los más importantes guionistas de Los Soprano (o lo que es lo mismo, un fuera de serie al volante), Boarwalk Empire estaba predestinada a ser la gran serie que finalmente ha acabado siendo. Fin.

Pero no, esperen, que aún hay más.

Protagonizada por nombres de peso como el de Steve Buscemi, Michael Pitt, Michael Shannon, o Kelly McDonald (cada vez más grandes actores de cine que se pasan a la tele). Ubicada en los años salvajes de la ley seca (estupendo material argumental donde picar). Y teniendo como personajes secundarios a nombres tan glamurosos del mundo del hampa como Lucky Luciano, Meyer Lansky, o el del mismísimo Capone, ya nada podría evitar que Boardwalk Empire se convirtiera rápidamente en una de las mejores series de la televisión actual. Sólo faltaba hacer buenas las expectativas, ¡Y ahí lo han clavado!...